Prospectiva y Futuro del Prospector
Por Ing. Miguel A. Gallardo, Criminólogo, Diplomado en Altos Estudios Internacionales
criptólogo ingeniero informático en www.miguelgallardo.es
www.cita.es  Apartado Postal 17083-28080 Madrid, Spain
Tel.: 902998352, Móvil: 619776475 (atención casi permanente), E-mail: miguel@cita.es

Desde que el hombre es hombre, el futuro ha sido un oscuro objeto de deseo y temor, por el que la ansiedad y la angustia ha provocado todo tipo de invenciones, propuestas, amenazas y guerras. Entre la oportunidad y el riesgo se mueven acciones y pasiones que la teoría de la racionalidad práctica analiza con el mayor rigor posible. ¿Cuánto sabe de su propio futuro un buen prospector?

La prospectiva es una disciplina que estudia el futuro desde un punto de vista social, económico, político, científico y tecnológico. Gaston Berger, uno de los fundadores de la prospectiva la definía como la ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poder influir en él. Básicamente, con la prospectiva se trata de imaginar o proyectar escenarios futuros posibles, denominados futuribles, y pretende ser capacidad de determinar su probabilidad, casi siempre condicionada por múltiples variables continuas o discretas, con el fin último de planificar las acciones necesarias para evitar o acelerar su ocurrencia. Desde tal perspectiva, la prospectiva es entendida como una sistemática mental que, en su tramo más importante, viene desde el futuro hacia el presente; primero anticipando la configuración de un futuro deseable, luego, reflexionando sobre el presente desde ese futuro imaginado, para -finalmente- concebir estrategias de acción tendientes a alcanzar el futuro objetivado como deseable. Disponemos de una abundante biografía sobre prospectiva, y siempre estamos abiertos y dispuestos a deliberar sobre el futuro, y sobre futuribles de interés racional, empezando por denominar a la prospectiva como “Conjunto de análisis y estudios realizados con el fin de explorar o de predecir el futuro en una determinada materia”, o como propone la OCDE, “tentativas sistemáticas para observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos y/o sociales”.

Nuestra empresa puede hacer estudios de prospectiva para otras empresas, instituciones, colectivos de cualquier tipo, candidatos, inversores, directivos y evaluar riesgos u oportunidades, para lo que es necesario mantener unas entrevistas iniciales, cierta correspondencia preferentemente por correo electrónico, recopilar documentación, noticias, y especialmente fuentes de información relevante, diseñar un sistema de alarmas sobre indicadores anticipados que puedan ofrecer indicios pertinentes, y constituir un gabinete de atención permanente. Al igual que ocurre con otros servicios relacionados con la seguridad, nuestra empresa está en condiciones de contratar con las máximas garantías sobre proyectos orientados a la prospectiva técnicamente más rigurosa. Una de nuestras especialidades más singulares es la prospectiva judicial, por la que asesoramos en conflictos judicializables o ya judicializados para personas físicas o jurídicas, lugares y cosas valiosas. Tambiñen analizamos y vigilamos cuanto pueda afectar a un determinado valor cotizado en bolsa, y en especial, lo que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera, y también cuanto debería de considerar, como hechos relevantes.

La prospectiva política, tecnológica y económica nos ha interesado hasta el punto de coleccionar predicciones, y de hacer apuestas. En nuestra biblioteca tenemos algunas joyas de la prospectiva, y entre ellas está el documento sobre Prospectiva de la Comunidad de Madrid para el año 2015 dedicado por la presidenta Esperanza Aguirre en un encuentro personal que tuvimos el viernes 30 de marzo de 2007. Veremos cuánto se ha cumplido de esa prospectiva madrileña dentro de 8 años, pero antes, podremos trabajar con ese tipo de documentos que todavía consideran a la prospectiva como una ciencia multidisciplinar bastante joven, porque nace aproximadamente en los años 50, considerando también que existen diversidad de maneras de definirla y practicarla, aunque cada vez son más los países que la utilizan como método de planificación estratégica de futuro. A lo largo de su corta historia, se pueden vislumbrar tres grandes tendencias:

1. PROSPECTIVA PREDICTIVA: su premisa básica dice que es posible comprender los mecanismos que provocan la ocurrencia de ciertos hechos y evitan la de otros abriendo así la posibilidad de conocer el futuro. Es un enfoque que prima pronósticos lineales y tiene una visión continuista del futuro. Busca la obtención de conocimientos tangibles sobre el futuro.
2. PROSPECTIVA INTERPRETATIVA: Trata de pronosticar futuros alternativos para mejorar la calidad de las decisiones del presente incrementando de esta forma la capacidad de reacción ante lo inesperado. Un rasgo característico de esta tendencia es su “relativismo cultural”; es decir si la realidad está construida socialmente, es importante que los estudios de futuro sean sensibles a los múltiples entornos.
3. PROSPECTIVA CRÍTICA: Es la más revolucionaria pues considera que no se puede hacer prospectiva partiendo de proyecciones del presente, ya que lo que en el presente se considera “normal”; en el futuro podría no serlo. De esta manera ofrece escenarios alternativos sin imponer tópicos o prejuicios que pueden convertir el ejercicio de prospectiva en una mera proyección de futuro.

Explorar el futuro requiere un gran rigor metodológico para que los procesos sean transparentes y reproducibles. Este rigor “científico” se agiliza en circunstancias que requieren un nivel máximo de imaginación y creatividad, es decir en un ambiente “artístico”, y tormentas de ideas con la máxima libertad intelectual.

La prospectiva se inscribe en un realismo científico característico del estudio de los modelos de decisión que incorporan:
- Variables de memoria de la historia, del conocimiento adquirido.
- Variables de prospectiva, del futuro, del conocimiento por venir.
- Variables de fines y objetivos, de valores
A quien no nos conoce, recomendamos un primer estudio, en el que se incluye una reunión en Madrid, 3 conversaciones telefónicas (disponemos de un eficaz sistema de multiconferencia telefónica para poder hablar con dos interlocutores remotos al mismo tiempo) y redactaremos un documento sobre riesgos y oportunidades, tiene un coste de sólo 480 Euros (consultar antes tarifas orientativas de nuestros servicios), y en él se incluiría un presupuesto futurológico más detallado. Este primer estudio es imprescindible para que podamos asumir cualquier tipo de responsabilidad condicionada en el futuro, y en ciertas ocasiones, estamos dispuestos a hacer razonables apuestas sobre nuestra propia prospectiva predictiva, y del futuro de este prospector.

Más información y consulta:

Ing. Miguel A. Gallardo, Criminólogo, Diplomado en Altos Estudios Internacionales
criptólogo ingeniero informático en www.miguelgallardo.es
www.cita.es  Apartado Postal 17083-28080 Madrid, Spain
Tel.: 902998352, Móvil: 619776475 (atención casi permanente), E-mail: miguel@cita.es